Algunos elementos esenciales para la supervivencia del hombre y de todos los demás seres vivos son invisibles.

Un ejemplo? El aire que respiramos y especialmente el oxígeno, un elemento químico que es el más presente en la corteza terrestre (47% del total) y, en forma de molécula (O2), es el segundo gas más presente en nuestra atmósfera (20,9%) después del nitrógeno.

Por qué el oxígeno es esencial para los hombres?

Descubierto en 1774 por el químico inglés Joseph Priestly, el oxígeno es esencial para todos los organismos vivos.

También para los humanos, por supuesto, que lo usan en la respiración celular para «quemar» glucosa y otros azúcares en las mitocondrias, obteniendo energía fácilmente disponible en forma de ATP, un ácido particular.

El oxígeno, por tanto, debe ser absorbido por nuestro organismo continuamente y es reconocido como un nutriente real, así como el agua, a pesar de ser inhalado por la respiración y no ingerido: se ha calculado que, en promedio, un hombre adulto inhala unos 2.300 litros de oxígeno al día y exhala alrededor de 1.700. Por tanto, casi 600 litros de oxígeno (más de medio metro cúbico) al día son necesarios para nuestra supervivencia.

La concentración adecuada de oxígeno en el aire.

Además de su presencia, es fundamental que el oxígeno que respiramos esté presente en la concentración adecuada. Si su nivel está por debajo del 19%, por ejemplo, se considera que el aire carece de oxígeno y es peligroso para los humanos.

La condición en la que el oxígeno está demasiado presente en el aire también conlleva un factor de riesgo. Al ser un comburente, cuanto mayor es la cantidad de oxígeno en el aire, mayor es la inflamabilidad de los materiales y otros gases: con una concentración del 24%, por ejemplo, algunas prendas de vestir pueden incluso provocar una combustión espontánea.

Cómo evitar este peligro? Con un instrumento ad hoc, como nuestro lector portátil de oxígeno NASE25_O2, que registra en tiempo real el porcentaje de oxígeno en el aire.

Gracias a su pequeño tamaño y al sensor de larga duración (hasta 6 años) es uno de nuestros productos que combina comodidad y tecnología: haga clic aquí para conocer todos los detalles de NASE25_O2.

Además del lector portátil NASE25_O2, hemos desarrollado una línea de detectores fijos de oxígeno: la SG800-O2, una sonda convencional diseñada para ser conectada a una centralita de gas remota, y la SG850-O2, que con su relé integrado y la pantalla retroiluminada se puede utilizar también en autonomía.